jueves, 24 de febrero de 2022

 Tiene 10 años. Hace un momento estaba llorando en su cama:
"Han muerto más de 80 civiles, no habían hecho nada, sólo estaban allí" me ha dicho.
Hoy ha empezado la guerra, y él ha dejado atrás su inocencia de niño.
No han podido despedirse.